Cooltura

Día Mundial del Alzheimer

Por Leslie Rivas

Hay que haber comenzado a perder la memoria, aunque sea sólo a retazos para darse cuenta de que esta memoria es lo que constituye toda nuestra vida. Una vida sin memoria no sería vida… Nuestra memoria es nuestra coherencia, nuestra razón, nuestra acción, nuestro sentimiento. Sin ella no somos nada.

Luis Buñuel, director de cine

El Alzheimer es conocido por ser la enfermedad que deteriora la memoria, lo que significa, no solo que afecta los recuerdos sobre personas o la noción del tiempo y lugar en el que se está, sino que se pierde la capacidad de recordar cómo realizar actividades cotidianas, por ejemplo, saber atar los zapatos o lavarse los dientes, incluso carecer de la habilidad del lenguaje y la capacidad de resolver problemas simples.

Fotografía: Vía Pinterest

Perder la memoria significa mucho más que un olvido, es la pérdida de la misma identidad, este desconocimiento provoca la sensación de ansiedad, enojo repentino y constantes cambios de comportamiento, incluso llegando a la agresión. Quien padece de Alzheimer no puede estar solo, requiere de suma atención y cuidados continuos al llegar a una etapa avanzada.

Celebridades como Gene Wilder, quien dio vida a Willy Wonka en la primera versión cinematográfica de La Fábrica de Chocolates en 1971 y la aclamada política británica Margaret Hilda Thatcher, también conocida como la Dama de Hierro, perdieron la batalla contra esta enfermedad. La mortalidad de esta enfermedad varía de 6 a 8 años después de ser diagnosticado y en algunos casos se puede vivir hasta 20 años con el Alzheimer.

El Alzheimer tiene fama no solo por sus síntomas sino por su constante aparición en el cine y la televisión. Tal es el caso que se presentó en la séptima película de El planeta de los simios: El origen del año 2011 o la película Siempre Alice del 2014 que le valió a la actriz Julian Moore su primer Óscar. Incluso la televisión le dio protagonismo al Alzheimer en las primeras temporadas de la conocida serie Grey’s Anatomy, donde la madre de Meredith Grey, la doctora Ellis Grey, padeció de dicha enfermedad.

No existe una cura, sin embargo, hay tratamientos para contrarrestar los síntomas más nocivos como la depresión, la agresión, los problemas para dormir y la disminución de la pérdida de memoria.

Fotografía: Vía Pinterest

La enfermedad se hace presente a partir de los 60 años, el riesgo es más grave a mayor edad. Influye mucho la genética de cada persona, porque suele ser hereditaria. Las personas con Síndrome de Down tienen mayor riesgo. Aunque en un ambiente cotidiano también hay factores que pueden provocarla, por ejemplo, antecedentes de traumatismo craneoencefálico, problemas cardiovasculares, diabetes, obesidad, adicciones al tabaco, se puede prevenir si se tiene una vida sana, con ejercicio constante y buena alimentación, usar casco al ir en bicicleta y siempre portar cinturón de seguridad al conducir pueden hacer una enorme diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *