Cooltura

Día Internacional del Café

Por Yenifer Iglesias.

Desde el 2015, el Día Internacional del Café se ha celebrado el 01 de octubre de cada año. No es sorpresa que esta bebida tenga un día especial para celebrar su existencia, después de todo es la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Sin embargo, ¿por qué nos gusta tanto?, ¿a qué se debe la importancia que le damos?

Imagen de Pixabay

Podemos resumirlo a dos cosas: cultura y variedad. El café ha estado presente en muchas culturas desde su supuesto descubrimiento en el siglo VI en Etiopía. Y decimos “supuesto” porque únicamente tenemos como prueba una leyenda. Pero es innegable que cautivó a nuestros antepasados. Se extendió por toda Europa y Asia, hasta llegar a América, y fue adoptado por cada cultura con la que se topaba.

Así que tratemos de imaginar ese escenario en su totalidad: miles de culturas distintas entre sí, convirtiéndose en amantes de esta bebida y adaptándola cada una a su manera. Eso no sólo ha provocado que el café sea conocido (y amado) en todo el mundo, sino que ha sido el factor decisivo para que hoy existan millones de maneras de prepararlo. De ahí su variedad.

Simplemente enfoquémonos en México. Este elíxir no es originario de nuestro país, pero ha llegado a tener la misma importancia que el chocolate, tanto así, que somos uno de los mayores productores de café orgánico del continente. Veracruz, Oaxaca y Chiapas son sólo algunos de los estados que se dedican ampliamente al sector cafetalero. Así que dejando a un lado su importancia en la economía, la verdad es que la mayoría de nosotros los mortales, no podemos levantarnos sin el incentivo de una buena taza de café. Pero, también es cierto que todos tenemos gustos diferentes, y por ello es más que conveniente que podamos escoger entre el café con leche, americano, capuchino, latte, expreso, cortado, irlandés, moka, macchiato, carajillo o sencillamente volver a la manera tradicional con la que nuestro país a contribuido: el café de olla.

Imagen de Pinterest

En resumen, el mundo entero ama el café. Si eres de aquellas personas que dicen odiarlo, tal vez sólo no has probado el que va contigo. Recuerda que cada país ha tenido años para adaptar y perfeccionar su propia manera de hacerlo y prepararlo, por lo que te invitamos a salir de tu zona de confort y atreverte a probar nuevos sabores. Quien sabe, tal vez tu café ideal esté allí afuera, esperando atrapar a tu paladar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *