Beauty Runway

La espuma: el verdadero enemigo de nuestro cabello

Por Yenifer Iglesias

Una de las creencias más comunes es que ha mayor cantidad de espuma, mejor limpieza. Pues no. Aquí te contamos por qué es un mito que, de hecho, afecta muchísimo a nuestro cuero cabelludo.

Cuando un shampoo genera mucha espuma, indica la presencia de sulfatos, un tensioactivo sintético. La gran cantidad de espuma que producen elimina los aceites naturales de nuestra piel, los cuales ayudan a equilibrar la grasa que genera nuestro cuerpo para protegerse de agentes externos. Cuando los aceites naturales faltan, la producción sebácea aumenta. Y sí, he ahí la razón por la que aparece el pero graso, la piel se ve más brillosa y se siente tirante.

Imagen: Cortesía de Chili&Chili

Sin embargo, ha pesar de lo tóxicos que son los sulfatos, están presentes en 7 de cada 10 productos de higiene, por lo que te recomendamos prestar atención a los ingredientes, y si encuentras frases como “Sodium Lauril Sulfate” o “Sodium Laureth Sulfate” (SLS), deja todo y corre en dirección contraria.

Los shampoos naturales no generan tanta espuma, y ahora sabes que eso es una buena señal, pues son más amables con nuestro pelo e irritan menos el cuero cabelludo. Una buena opción podría ser los de la línea mexicana Chili&Chili, que no utilizan sulfatos, colorantes artificiales ni conservantes.

Así que ya lo sabes. Cuando busques el shampoo ideal, evita los sulfatos y elige la opción más natural. Tu cabello te lo agradecerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *